lunes, 25 de abril de 2011

Don't tell me who I should be. Don't tell me what I should do.

¡Hola! Hoy vengo cargada de noticias... jiji
Bueno, para empezar, el miércoles de tarde me fui de compras con un par de amigas. Y, la verdad es que no compré mucho pero lo que compré creo que lo usaré bastante. Me compre unos leggins negros (que los míos se habían roto) tres camisetas así normalitas claras y un jersey fino de estos un poquito más cortos con coderas (que llevaba mucho tiempo buscando uno que me gustara, y no lo encontraba).
Sobre las vacaciones, bueno... han salido mejor de lo que me esperaba, la verdad. Al final vinieron mis primos (tengo un par de primos que son de más o menos mi edad y nos llevamos bastante bien) y entonces, estuve bastante entretenida. Pero bueno, cuando se fueron la verdad es que me aburrí un poco, así que estuve viendo la tele y estuve escribiendo algo para el blog (os lo iré enseñando poco a poco). Hoy os voy a poner una especie de minirelato, a ver si os gusta. Me inspiré con la canción del título ("Shut up" de Simple Plan) y en algunas más, pero ya no me acuerdo... jajaja.

*****

Emma está harta, ya no puede más. Todas las noches se pregunta lo mismo: ¿cómo se ha dejado enamorar por él? Al principio, le odiaba. Le odiaba con todas sus fuerzas, sin apenas conocerle. Ella sabía lo que él hacía siempre. Se reía de todas, de absolutamente todas. Cada una de ellas pensaba "yo seré la definitiva, yo le cambiaré", pero eso nunca pasaba. Era triste, todas sabían como era y todas caían a sus pies. Emma una vez se dijo que no ocurriría lo mismo con ella. Pero fue mirarle unos segundos a los ojos y... cayó rendida a sus pies. Pero ella no era como las demás, ella sabía que no le iba a cambiar. Sabía que tarde o temprano se acabaría, que él no la quería, ni la iba a querer. Así que decidió que prefería ignorarle. Y así lo hizo. Él se lo pidió cientos de veces, y ella le rechazó una tras otra. Una tras otra. Pero él no se rindió, siguió intentándolo, hasta que un día ella le preguntó una cosa:
- ¿Por qué sigues intentándolo, no te vale otra cualquiera?
- La verdad es que no. Te quiero a ti.
- Ya claro, eso es lo que le dices a todas. "Te quiero, te quiero, lo nuestro será para siempre" ¿Qué iba a cambiar esta vez?
- Yo.
- No comprendo.
- A ver, que yo te quiero, que me gustas desde aquel día... aquel día que nos quedamos mirando el uno al otro. No sé, ocurrió algo.
- Mira, tú a mí me gustas. Pero es que me vas a hacer lo mismo que a las demás.
- Pero tú no eres como las demás. Tú eres diferente.
- Eso ya lo sé. Soy la única que no ha intentado cambiarte.
- ¡Pues por eso! Tú eres la única que me ha visto como soy, y lo ha dejado estar. Todas quieren que cambie por ellas, pero... lo que yo quiero es cambiar por ti.
- ¿Debo creerte?
- Sólo si significo algo para ti.
- Te creo, entonces. Pero con una condición.
- Dime, lo que sea.
- No quiero que cambies por mi, ni siquiera que lo intentes. Quiero que me beses, y que me hagas reír. Quiero que me quieras. Con eso me basta.
- Te quiero - y la besó -. Te quiero - y la volvió a besar -. Te quiero - siguió haciéndolo -. Te quiero - y la hizo reír.
Esa vez ella supo que sería diferente. Y así fue. Y fueron felices mucho tiempo, y se quisieron. Hasta que un día se acabó el amor, y ambos siguieron con sus vidas, sin rencores y con un bonito recuerdo que marcaría sus vidas para siempre. El recuerdo del primer amor.




Me despido ya que esta entrada va a ser gigantesca.
¡Espero que os haya gustado el relato!
Ahora contesto a los comentarios,
¡que paséis un bueeeeeeeeen día!

XX, Katia.

8 comentarios:

  1. aii que entrada más bonita:)
    un beso

    ResponderEliminar
  2. jouu tia molaa,, por lo menso acaba con un final feliz,, yo y mi positividad pensabamos que la haria daño.. ¬¬, pero mola asiiiii :D

    un besazooo^^

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el relatooooooooo, en serio, genial!
    Te sigo, pasate por sniffyourglitter.blogspot.com:)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Impresionante! La verdad, que me ha recordado un poco a mi, aunque yo fui de las que intentó cambiar al chico, tonta de mí jaja.
    Aquí tienes una nueva seguidora :)!

    ResponderEliminar
  5. La entrada: perfecta. [Y la foto !! I love GG !! :)] Me ha gustado mucho eso de no intentar cambiar a la gente... :D Toda la razón ;)

    Gracias por tu comentario es sencillamente alentador. En serio, me ha parecido precioso eso de que te has sentido identificada con la historia es para mí l omás bonito que se puede decir de un texto. Gracias

    Momobesos de peluche.

    ResponderEliminar
  6. que buena onda salir de compras...


    Y con el texto, IDENTIFICADA a más no podes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Un placer pasar por tu casa,
    si te gusta la poesía te invito a mi blog,
    que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Que entrada más bonita*-* Y sí, yo tambien llevo buscando una chaquetita como la que te has comprado tú pero no encuentro ninguna... En fín.
    Te sigo, vale? Un besito.

    ResponderEliminar